Ventas o ingresos acumulables vs depósitos bancarios

Ventas o ingresos acumulables vs depósitos bancarios

Es muy común que cuando tienes un revisión de la contabilidad de tu negocio, sobre todo ahora que se están presentando solicitudes de devolución de contribuciones, las autoridades fiscales con el ánimo de complicarte la vida de tus solicitudes, entre otros requisitos te piden que en tratándose de los depósitos bancarios les identifiques en los estados de cuenta, cada uno de los depósitos que realizaste durante el período que comprende la solicitud.

Ante esta exigencia me parece que en algunos casos como por ejemplo si la venta de contado o a crédito se puede identificar con la factura que les elaboras a tus clientes, menos mal, existe la identificación de que el depósito se corresponde con el importe de la factura.  No así en tratándose de ventas al público en general donde no siempre se deposita en su totalidad lo que le vendes al público por muchas razones que cito a continuación:

  1. No existe en la ley fiscal la obligación de que el importe de la venta se deposite en su totalidad en tratándose de ventas de contado porque muchas personas pueden hacer compras a tu negocio incluso por cantidades superiores a los $2,000 y el pago te lo hacen en efectivo, porque no tienen obligaciones fiscales que cumplir, sobre todo este tipo de operaciones se da con público que su actividad principal es la agricultura, la ganadería, la pesca y la silvicultura que generalmente no están inscritos en el RFC del SAT y que frecuentemente hacen compras que ni la factura les interesa.
  2. La necesidad de depositar el importe de las ventas en efectivo radica en que si usted necesita hacer compras de mercancías o materias primas y necesitas liquidar la operación con cheque o transferencia bancaria, forzosamente necesitas depositar. De manera que en último de los casos si deseas mantener el efectivo en tu caja puedes optar por no depositarlo todo o tan solo una parte de ese dinero lo puedes depositar si así lo deseas. Luego entonces me parece absurdo en la mayoría de los casos, el SAT te pida que identifiques tus depósitos con tus facturas. Algunas serán identificadas pero otras quizás no. Aquí lo que debe importarle a la autoridad es que tus depósitos no rebasen el importe de las ventas o servicios en determinado período.
  3. Voy a ejemplificar la forma que en muchos establecimientos se dan o se pueden dar distintas situaciones cuando sus ingresos son en efectivo y demostrar que los ingresos diarios no forzosamente deben coincidir con los depósitos realizados.
Día Ventas o ingresos Retiros personales Pago de Sueldo Gastos varios Total de egresos Depósito a efectuar
1 15,000.00 1,000.00 4,000.00 900.00 5,900.00 9,100.00
2 17,000.00 17,000.00
3 12,000.00 2,000.00 1,200.00 3,200.00 8,800.00
4 13,000.00 2,000.00 2,000.00 11,000.00
5 14,000.00 14,000.00
6 7,000.00 500.00 1,600.00 2,100.00 4,900.00
7 9,000.00 9,000.00 9,000.00 0.00

Así tenemos que los depósitos no siempre coincidirán con las ventas del día y los contribuyentes tienen la libertad de que sus valores en efectivo los depositen de acuerdo a su conveniencia, pero sus depósitos no deben ser mayores a sus ingresos declarados en razón de que la autoridad fiscal puede presumir que existen ingresos omitidos.

Esta situación admite prueba en contrario porque puede haber depósitos que no provengan de ventas sino de préstamos o aportaciones de capital o en el caso muy remoto el reembolso de una cuenta pendiente de comprobar, etc.

Ahora bien, si sus adquisiciones de bienes o servicios han de ser superiores a $2,000 el pago ha de efectuarse con cheque o transferencia bancaria, pero es indispensable entonces depositar todo el dinero que sea necesario para cubrir el importe de los cheques o las transferencias bancarias que se expidan por las adquisiciones.

Aquí no debe confundirse con lo señalado por el art 27 F-III cuando dice lo siguiente:

Artículo 27. Las deducciones autorizadas en este Título deberán reunir los siguientes requisitos:

III. Estar amparadas con un comprobante fiscal y que los pagos cuyo monto exceda de $2,000.00 se efectúen mediante transferencia electrónica de fondos desde cuentas abiertas a nombre del contribuyente en instituciones que componen el sistema financiero y las entidades que para tal efecto autorice el Banco de México; cheque nominativo de la cuenta del contribuyente, tarjeta de crédito, de débito, de servicios, o los denominados monederos electrónicos autorizados por el Servicio de Administración Tributaria.

Aquí lo que trata de decir la autoridad es que solo en los casos de que una erogación se pretenda deducir, debe cumplirse con lo establecido en esta fracción, pero en ningún te obliga a que deposites todo tu dinero. Obviamente si los cobros de las ventas son con cheque debe depositarse a tu cuenta bancaria.

Conclusión
Una cosa es que para que las deducciones superiores a $2,000 sean autorizadas se efectúen mediante cheque o transferencia bancaria y otra es que estés obligado a depositar todo el efectivo. Es lógico que si se necesita adquirir bienes o servicios superiores a $2,000 es necesario depositar el efectivo suficiente para cubrir ese importe. Pero insisto, no significa que estés obligado a depositar todo el efectivo de la venta.

De hecho ya no recomiendo que todo su dinero por ventas en efectivo lo depositen en su cuenta bancaria porque han sucedido casos en que alguien ajeno al banco o incluso funcionarios bancarios puedan interferir tu cuenta y sustraer dinero con el pretexto de que si tienes net key solo tu hiciste y nadie más la operación fraudulenta. Aunque te quejes con los bancos o las autoridades de nada vale, “se hacen dela vista gorda” y no hay quién te ayude a esclarecer el fraude.

CPC Salomón Castro Charco

Egresado de la Escuela Superior de Comercio y Administración del IPN en el año 1982. Fue miembro del Colegio de Contadores Públicos de México durante 22 años de 1991 a 2012, actualmente es miembro del Colegio de Contadores Públicos de Iguala, Gro. Cuenta con registro en la Administración General de Auditoría Fiscal Federal desde 1991 autorizado para dictaminar estados financieros. Está certificado por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos de México, A.C.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú de cierre
×
×

Carrito