La negativa de pensión es una violación a los derechos humanos

Recientemente han llegado a mi oficina, personas de la tercera edad con más de 60 años cumplidos, que entre los años 70s y 90s (y parte de este milenio), trabajaron y cotizaron en el IMSS más de 500 semanas con negativa de pensión.

Esto debido a que en su tiempo por ser muy jóvenes, no pudieron jubilarse o pensionarse por vejez porque la ley de 1973 condicionaba a que deberían tener cumplido los 60 años de edad como mínimo.

La negativa de pensión es una violación a los derechos humanos.

Para reforzar mi comentario permítanme transcribir tres artículos de la ley del IMSS de 1973 que dicen a continuación:

Del seguro de cesantía en edad avanzada

Artículo 143. Para los efectos de esta Ley, existe cesantía en edad avanzada cuando el asegurado quede privado de trabajos remunerados después de los sesenta años de edad.

Artículo 144. La contingencia en la cesantía en edad avanzada obliga al Instituto al otorgamiento de las siguientes prestaciones:

I. Pensión;

Artículo 145. Para gozar de las prestaciones del seguro de cesantía en edad avanzada se requiere que el asegurado:

I. Tenga reconocido en el Instituto un mínimo de quinientas cotizaciones semanales;
II. Haya cumplido 60 años de edad;
III. Quede privado de trabajo remunerado.

Bajo estos argumentos ¿Qué opinión les merece el caso del siguiente extrabajador?

En la Resolución de negativa de pensión No. 7273490378301 emitida por el IMSS el 09 de diciembre de 2014, en la fracción II del considerando dice lo siguiente:

Que el servicio de afiliación vigencia de derechos en certificación del 28/11/2014 certificó que el asegurado únicamente tiene reconocidas 917 semanas de cotización al 24/11/1998, en consecuencia no cubre el requisito de artículo 154 de la Ley del Seguro Social que establece como período mínimo de espera 1250 semanas de cotización, se dicta la siguiente resolución:

SE NIEGA LA PENSIÓN DE CESANTÍA SOLICITADA POR (se omite el nombre del trabajador) EN VIRTUD DE NO CUMPLIR CON LO ESTABLECIDO POR EL ARTÍCULO 154 DE LA LEY DEL SEGURO SOCIAL.

Ahora bien, si analizamos la resolución de negativa de pensión dice claramente que al 28/11/2014 el Instituto le reconoce al trabajador 917 semanas, eso quiere decir que el trabajador empezó a cotizar por lo menos desde el año de 1980.

Sin embargo el trabajador asegura haber empezado a cotizar desde 1970, y si es así, la resolución debió haberse elaborado en función a la ley de 1973 y no en base a la ley de 1997.

Que si bien el señor dejo de trabajar desde hace ya 19 años y la ley de 1973 en su artículo 183 fracc. III señala que si el reingreso ocurre después de seis años de interrupción, las cotizaciones anteriormente cubiertas se le acreditarán al reunir cincuenta y dos semanas reconocidas en su nuevo aseguramiento, creo que es obligación del IMSS orientar a los trabajadores sobre ésta situación, y evitar sancionar a aquellas empresas o patrones que aseguren al trabajador cuando éste último haya sido reingresado al sistema.

Rebuscando información sobre los derechos humanos, me encuentro que la seguridad social es un derecho humano y la definición aceptada dentro del marco conceptual sobre ese derecho, a continuación transcribo la siguiente definición de la Organización Internacional del Trabajo (OTI) que dice lo siguiente:

La seguridad social es la protección que una sociedad proporciona a los individuos y los hogares para asegurar el acceso a la asistencia médica y garantizar la seguridad del ingreso, en particular en caso de vejez, desempleo, enfermedad, invalidez, accidentes del trabajo, maternidad o pérdida del sostén de familia.

Organización Internacional del Trabajo (OTI)

La pregunta es ¿A cargo de quién está la seguridad social en México?

El artículo 2 de la Ley del Seguro Social dice lo siguiente:

Artículo 2. La seguridad social tiene por finalidad garantizar el derecho a la salud, la asistencia médica, la protección de los medios de subsistencia y los servicios sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo, así como el otorgamiento de una pensión que, en su caso y previo cumplimiento de los requisitos legales, será garantizada por el Estado.

Luego entonces, que no me venga el IMSS a decir que como el trabajador ya dejó de laborar más de seis años, por ese solo hecho ha perdido sus derechos y solo los recuperará después de que haya sido asegurado nuevamente el trabajador por un nuevo patrón, cuando el gobierno sabe que encontrar un empleo para personas de más de 45 años en adelante ya es un problema, con mayor razón lo será aquella persona que tiene más de 60 años.

No se vale que todo el tiempo estemos a las vivas, cuando es obligación de las instituciones encargadas de la seguridad social, salvaguardar los derechos y beneficios de los trabajadores, a través de proporcionarles todos los medios y las facilidades para que éstos disfruten de sus derechos.

Por otra parte, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 1º. 3er párrafo dice textualmente lo siguiente:

Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad.

En consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley.


Ya más claro ni el agua.

Es obligación del IMSS promover a través de campañas de orientación a todos los trabajadores que estén a punto de pensionarse, proporcionándoles toda la orientación gratuita para que ningún trabajador asegurado obtenga negativa de pensión por este tipo de situaciones y se queden sin recibir su pensión a la que tienen todo el derecho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

No te pierdas nuestras publicaciones

Suscríbete