La ironía de la vivienda (Infonavit)

La construcción de la vivienda en México ha sido uno de los problemas sociales más desatendidos por el gobierno federal, la prueba está que en épocas de huracanes se ve en las noticias la inmensa cantidad de familias que pierden sus precarias viviendas porque los asentamientos humanos no están bien supervisados. Cada familia construye su vivienda como Dios le da a entender, y ¿Qué es lo que pasa siempre? Que la vivienda se cae, por lluvias, terremotos y tormentas. Año con año la misma historia

La ironía de la vivienda (Infonavit)

La construcción de la vivienda en México ha sido uno de los problemas sociales más desatendidos por el gobierno federal, la prueba está que en épocas de huracanes se ve en las noticias la inmensa cantidad de familias que pierden sus precarias viviendas porque los asentamientos humanos no están bien supervisados.

Cada familia construye su vivienda como Dios le da a entender, y ¿Qué es lo que pasa siempre?

Que la vivienda se cae, por lluvias, terremotos y tormentas. Año con año la misma historia, yo no sé si esto lo permite el gobierno a propósito para tener un justificante del uso de recursos del Estado y así poder sacar beneficio personal con el pretexto de ayudar a los damnificados.

Para el presente estudio voy a mencionar en el orden jerárquico las leyes que tienen que ver en este análisis y son las siguientes:

  • Constitución política de los estados unidos mexicanos
  • Ley Federal del trabajo
  • Ley del Infonavit

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

La Constitución de 1917 prevé en su artículo 123 Apartados A fracción XII y B fracción XI inciso f) la asignación de una vivienda cómoda e higiénica para los trabajadores tanto del sector privado y del sector público, pero para nuestro estudio vamos a enfocarnos al apartado A, que pertenece a la iniciativa privada, y para ello voy a citar el art. 123 apartado A fracción XII primero y segundo párrafos que textualmente dicen:

Artículo 123. Toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil; al efecto, se promoverán la creación de empleos y la organización social de trabajo, conforme a la ley.
(Apartado A) XII. Toda empresa agrícola, industrial, minera o de cualquier otra clase de trabajo, estará obligada, según lo determinen las leyes reglamentarias a proporcionar a los trabajadores habitaciones cómodas e higiénicas. Esta obligación se cumplirá mediante las aportaciones que las empresas hagan a un fondo nacional de la vivienda a fin de constituir depósitos en favor de sus trabajadores y establecer un sistema de financiamiento que permita otorgar a éstos crédito barato y suficiente para que adquieran en propiedad tales habitaciones.

Se considera de utilidad social la expedición de una ley para la creación de un organismo integrado por representantes del Gobierno Federal, de los trabajadores y de los patrones, que administre los recursos del fondo nacional de la vivienda. Dicha ley regulará las formas y procedimientos conforme a los cuales los trabajadores podrán adquirir en propiedad las habitaciones antes mencionadas.

Ahora veamos tres artículos de la Ley Federal del Trabajo que me parecen relevantes en el estudio del tema, y analicemos si realmente es de gran utilidad la creación de un organismo como es el INFONAVIT y si de verdad conviene al país entero.

Ley Federal del Trabajo creada el 18 de agosto de 1931

Para nuestro estudio vamos a ver solo cuatro artículos:

Artículo 136.- Toda empresa agrícola, industrial, minera o de cualquier otra clase de trabajo, está obligada a proporcionar a los trabajadores habitaciones cómodas e higiénicas. Para dar cumplimiento a esta obligación, las empresas deberán aportar al Fondo Nacional de la Vivienda el cinco por ciento sobre los salarios de los trabajadores a su servicio.

Lo último que dice este párrafo, de igual manera como lo dice la última oración del primer párrafo de la facción XII del artículo 123, me parecen una burla de lo más ofensivo para los trabajadores, creo que el legislador ahora sí se brincó la barda porque, cómo es posible que diga que el trabajador se dará por satisfecho que su patrón le ha proporcionado vivienda cuando el dinero lo recibirá un organismo ajeno al trabajador. Creo que el legislador nos “chamaqueó” a los trabajadores al decir semejante expresión. Yo como trabajador a veces no puedo conciliar el sueño cuando pienso en esta burla que está escrito en la Ley.

Artículo 137.- El Fondo Nacional de la Vivienda tendrá por objeto crear sistemas de financiamiento que permitan a los trabajadores obtener crédito barato y suficiente para adquirir en propiedad habitaciones cómodas e higiénicas, para la construcción, reparación, o mejoras de sus casas habitación y para el pago de pasivos adquiridos por estos conceptos.
Artículo 138.- Los recursos del Fondo Nacional de la Vivienda serán administrados por un organismo integrado en forma tripartita por representantes del Gobierno Federal, de los trabajadores y de los patrones.

Noten ustedes aquí que la ley dice que el fondo debe ser administrado por un equipo que se integra por representantes del Gobierno Federal, trabajadores y patrones. Entonces la pregunta es ¿por qué lo tienen que manejar las AFORES? Si ellos, (los del organismo del INFONAVIT) no tienen la capacidad de manejar las finanzas del INFONAVIT, pues entonces que se lo entreguen directamente a los trabajadores y ellos verán lo que hacen con su dinero. Pero la entrega debe ser en tiempo real y no esperar hasta que pasen los años, sabrá Dios si se tenga que llegar a esa edad, (60-65 años). Mas adelante sugeriré algunas opciones de cómo manejarlo.

¿Pero quienes son las afores?

Son fideicomisos propiedad de banqueros. ¡Ah vaya sorpresa! Entonces ahora caigo a cuenta, por eso no quieren que el fondo lo manejemos nosotros los trabajadores, porque quieren apoyar a la banca, a los pobrecitos de los banqueros.

Artículo 141.- Las aportaciones al Fondo Nacional de la Vivienda son gastos de previsión social de las empresas y se aplicarán en su totalidad a constituir depósitos en favor de los trabajadores que se sujetarán a las bases siguientes:

II. Cuando el trabajador deje de estar sujeto a una relación de trabajo y cuente con 50 o más años de edad, tendrá derecho a que se le haga entrega del total de los depósitos que se hubieren hecho a su favor, en los términos de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores.

Esto quiere decir que si el trabajador deja de estar sujeto a una relación laboral, al momento de cumplir 50 años, está en posibilidades de solicitar su saldo de la vivienda, acompañando a su escrito de solicitud el comprobante bancario del estado de cuenta de la AFORE.

Ahora bien ¿qué nos dice la ley del INFONAVIT? Más o menos lo mismo que la Ley federal del trabajo. Veamos:

Ley del Infonavit publicada el 21 de abril de 1972

Artículo 3o.- El Instituto tiene por objeto:

I.- Administrar los recursos del Fondo Nacional de la Vivienda;
II.- Establecer y operar un sistema de financiamiento que permita a los trabajadores obtener crédito barato y suficiente para:
a).- La adquisición en propiedad de habitaciones cómodas e higiénicas,
b).- La construcción, reparación, ampliación o mejoramiento de sus habitaciones, y
c).- El pago de pasivos contraídos por los conceptos anteriores;
III.- Coordinar y financiar programas de construcción de habitaciones destinadas a ser adquiridas en propiedad por los trabajadores; y

Por tercera ocasión se repite la expresión, Administrar los recursos del Fondo Nacional de la Vivienda, seamos honestos no se puede hablar de administrar un recurso si se lo entregan a una AFORE, es como si nos integramos como una S.A. y el capital se lo damos al banco para que él lo maneje, cuando hablemos de administrar es porque nuestra empresa se hace cargo de todo el proceso administrativo. (nuestra empresa compra, gasta, vende y determina sus utilidades) pero díganme ustedes por favor, ¿qué negocio que maneja el gobierno deja utilidades transparentes? Entonces si no saben administrar con honestidad no perjudiquen el patrimonio de los trabajadores. Es mejor que el empleado se gaste ese dinero en unos zapatos, ropa o qué sé yo, que estar esperando que le financien una vivienda con tantos requisitos y que a lo mejor se la venden a un precio por demás elevado.

Aquí viene los más interesante e irónico del asunto.

Veamos ahora qué nos dice el art. 37 de la Ley mencionada:

Artículo 37.- El derecho del trabajador y, en su caso, de los beneficiarios, a recibir los recursos de la subcuenta de vivienda en los términos descritos en el artículo 40, prescribe a favor del Fondo Nacional de la Vivienda a los diez años de que sean exigibles.

Ojo aquí, si la ley federal del trabajo dice que el saldo de la vivienda se hace exigible a partir de los 50 años de edad, Si por ejemplo si un trabajador está sujeto a una relación laboral cuando tenga 60 años y deje de prestar sus servicios y quiera solicitar su saldo de vivienda, porque no haya recibido ningún crédito, corre el riesgo que le digan que el plazo ya venció y por ende, le nieguen su solicitud. Esto por supuesto puede reclamarlo por la vía del recurso de inconformidad.

Ahora resulta que el derecho del trabajador a recibir el monto a su favor tiene prescripción en 10 años y quedará a beneficio del INFONAVIT, ¡qué barbaridad! o sea que, para que se lo repartan los funcionarios “por debajo del agua” o “haciendo magia” en caso de que el trabajador se duerma y no reclame su fondo ¿no que el objetivo de la ley es en un principio, que el trabajador adquiera en propiedad habitaciones cómodas e higiénicas? No creen ustedes que sea el propio INFONAVIT quien debe buscar al trabajador para entregarle su dinero ya sea en la empresa, ya sea por las redes sociales, correo electrónico, por teléfono o a través de la publicación en el Diario Oficial de la Federación, pero nunca decir que el derecho prescribe en diez años, máxime que los fondos son administrados por las afores. El trabajador debe tener derecho en todo momento de reclamarlo y si no lo hizo en vida, después de muerto, sus beneficiarios.

Hagamos cuentas

Por ejemplo si un trabajador recibe de su patrón un salario integrado de $100 diarios y suponiendo que a los 10 años se le ocurre solicitar un crédito para una vivienda, éste tendrá un saldo acumulado de $18,250 pero como el fondo genera intereses de más o menos el 5%, 6%, 7% anual dependiendo de la afore que haya elegido ¿les parece bien que el saldo se actualice a $25,000? Si la casa que adquiere se la dan en $400,000 a 30 años ese crédito ascenderá a $550,000 más o menos, más gastos de tramitación de escrituras, díganme ustedes ¿para qué le servirán los $25,000? ¿De ese dinero cuánto le queda para el enganche?, Y quedará endeudado por 30 años, como dijera un motivador de una empresa de multinivel, “para cuando termine de pagar su casa el trabajador ya no tendrá ni próstata”

¿Por qué se me ocurrió el plazo de diez años? Porque ahora la valoración para otorgarte un crédito, es que tengas acumulado una puntuación mínima de 116 puntos y esa puntuación más o menos la alcanzas después de 10 años y mientras pasan los diez años ¿Dónde vas a vivir?

Sugerencias para el mejor aprovechamiento del beneficio

  • El monto que paga el patrón al Infonavit, mejor que se lo den al trabajador en un cheque a favor del arrendador para que pague la renta de su casa. (Si es que está rentando)
  • Si el empleado está construyendo su casa, que le den el importe en cheque para que lo compruebe con la factura de la compra del material.
  • Si el trabajador remodela su casa, que le den el cheque para que compruebe con la factura de la compra del material.
  • Si el trabajador está endeudado por la compra de un terreno o por la hechura de su casa, que le den el cheque a favor de su acreedor.
  • En caso de que el trabajador tenga casa propia (que puede suceder) este es un costo que las empresas debieran ahorrar porque ya no es necesario que se le proporcione habitación, puesto que ya la tiene.

Conclusión
Si mis sugerencias no son bien vistas o no son prácticas, como ya se dijo que el fondo es del trabajador, entonces es un bien de por vida y debe o puede cobrarlo en todo momento.

El derecho a gozar de la vivienda es al instante de que empieza a trabajar y no a largo plazo, porque el futuro es incierto, así evitaremos mantener a tanta burocracia y a banqueros.

La ironía resulta porque yo he visto infinidad de nóminas en 35 años trabajado en las que si acaso el 1% del número total de trabajadores tiene un crédito del Infonavit y si hay algún contador que me muestre que por lo menos el 50% del total de sus clientes tiene nóminas con créditos otorgados a sus trabajadores de por lo menos el 50%, ofreceré una disculpa pública y retiraré lo dicho.

En varias ocasiones he manifestado que dados los resultados estadísticos de los créditos otorgados desde su creación del INFONAVIT, si acaso el 10% de la población se ve beneficiada por esta Ley, dejando el 90% sin beneficio. NO SE VALE.